Incendiaron en Miami el Bugatti propiedad del artista urbano El Alfa, el cual compró hace tan solo unos meses.