PUERTO PLATA.- El obispo de Puerto Plata, Monseñor Julio César Corniel Amaro, favoreció que además del sector privado, también el sector público debe realizar un incremento salarial en el país.

Dijo que el aumento de salario es una necesidad y cada empleado siempre espera que su sueldo sea ajustado al momento que se está viviendo, considerando el alza de los productos de primera necesidad que se consumen.

“El aumento siempre es positivo, siempre es bueno ya que permite a las personas tener nuevos ingresos para resolver sus necesidades principales”, subrayó el prelado católico.

Corniel Amaro reiteró que el sector público debe considerar a medida de lo posible como puede ir ajustando el salario a las personas que trabajan y crean riqueza y bienestar a toda nuestra población.

El religioso se expresó en esos términos al ser cuestionado sobre el aumento de salario mínimo para los trabajadores del sector privado, anunciado tras un acuerdo tripartito en el Comité Nacional de Salarios